sábado, 31 de marzo de 2018

LAVADO DE PIES


Jesús hizo algo muy asombroso con sus discípulos y dejó una gran enseñanza que todos nosotros como hijos de Dios lo debemos de hacer y repetir siempre, Jesús lavó los pies de sus discípulos.
1 Jesús enseñó humildad
Hoy estudiaremos sobre el amor, entrega y servicio que Jesús nos dejó como ejemplo de humildad, el lavamiento de los pies que Jesús hizo a sus discípulos. Pero ¿por qué Jesús lo hizo? ¿Qué quiso enseñar Jesús con este servicio? ¿Qué nos enseña a nosotros este acto de amor y servicio?
Antes de que Jesús este celebrando la ultima cena con sus discípulos Jesús hace algunas cosas muy extraña para algunos de sus discípulos; el maestro, agarra un recipiente lo llena de agua se ata su manto en la cintura agarra una toalla y comienza a lavar los pies de sus discípulos.
La biblia enseña que cuando llegó a Pedro, este se le opuso al Señor, y dijo ¡Jamás dejaré qué tú me laves los pies!! ¿Por qué reaccionó de esa manera Pedro?, porque para Pedro era muy humillante que el Maestro lo esté lavando sus pies.
Jesús dice a Pedro sino lo hago no tendrás parte conmigo en el reino, entonces Pedro le dice “Lávame las manos y la cabeza también, Jesús le responde, el que esta lavado (bañado) no necesita más lavarse, Pedro no entendió lo que Jesús estaba haciendo, Jesús enseño la humildad ante que todo, en una discusión anterior los discípulos discutieron quien sería el mayor en el reino y con esta enseñanza Jesús le demuestra si queremos ser grande en el reino de Dios debemos de servir a los demás.
2. Jesús enseñó servicio.
Como hemos visto Jesús enseña a sus discípulos que para ser grande en el reino de Dios primeramente debemos de ser humildes y no creernos más que los demás, porque los discípulos de Jesús estaban ansiosos en saber quién en el reino iba a ser el más grande entre ellos pero el Maestro le demostró que todos son iguales antes Dios
Normalmente estaba acostumbrado de hacer este tipo de servicio los sirvientes más bajo, por este motivo Pedro se enojó por qué ese tipo de servicio lo hacia los esclavos y Jesús se humillo siendo Dios a nada, porque nada eran los esclavos que hacían este servicio el de lavar los pies.
Jesús les pregunta a sus discípulos ¿por qué creen que hice esto? Muchos de ustedes me dicen Maestro y Señor y si lo soy, y como Maestro y Señor yo los he lavado sus pies, también ustedes lo deben hacer, el siervo no es mayor que su señor, lo he hecho esto entre ustedes para que también lo hagan.
Esto nos enseña que nosotros debemos de servir a los demás, nosotros debemos se ser humildes y nunca creernos mejor o mayor que los demás porque esto no agrada a Dios.